Muerte, viaje, vida

En mi adolescencia estaba obsesionada con dos pensamientos:
1. morirme
2. viajar

Muchos años después acepté la vida con alegría y el viaje se tornó familiar y continuo, aún sin salir de casa: un día a día en blanco, preparado para dibujar un mapa efímero con el descubrimiento de lo cotidiano.

Feliz Día de Hoy! Familia!
Débora Tenenbaum

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s